• 14/02/2018

La demolición y el derribo de edificios son actividades relacionadas y, por lo tanto, incluidas en el sector construcción.

No obstante, estas actividades representan precisamente lo opuesto a construir. Es simplemente destruir algo que ha sido ya construido.

Estas actividades tienen que ser desarrolladas por empresas especializadas en Marbella o Vélez-Málaga debido a la consideración de alto riesgo que conllevan estas actuaciones.

La diferencia que existe entre la demolición y el derribo es que el derribo se desarrolla pensando en aprovechar materiales al deshacer el edificio y la demolición no. Algunos ejemplos de materiales son: vigas, tarimas, barandillas para escaleras…

La demolición es un trabajo complicado que necesita de las siguientes actuaciones preventivas:

  • Debe desarrollarse por expertos cualificados, como ya habíamos anticipado.
  • Debe seguirse lo establecido en la normativa del Plan de Seguridad y Salud, o lo que suele ser habitual, puesto que se llevan a cabo por empresas especializadas, disponer de un Plan de Seguridad específico.
  • El procedimiento ha de ser programado y supervisado por personal cualificado, debiendo hacerse énfasis en los siguientes aspectos:
  1. Acotar la zona de trabajo para evitar la incursión accidental de los trabajadores.
  2. Investigar si los edificios están constituidos de materiales que exijan adoptar planes de protección específicos: residuos, amianto…
  3. Establecer los puntos de fijación en los que tienen que sujetarse los trabajadores.

Posibles riesgos en una demolición

Los accidentes más frecuentes derivados de una demolición son:

  • Fracturas múltiples
  • Picotazos ocasionados por clavos en piernas y brazos
  • Atrapamientos por caída de objetos
  • Exposición a diversos productos tóxicos
  • Propulsión de pequeñas partículas hacia los ojos
  • Caídas en distinto o igual nivel
  • Golpes ocasionados por herramientas en las extremidades del cuerpo
  • Caídas al mismo o distinto nivel

Precauciones frente a posibles riesgos de una demolición

Con la finalidad de evitar que los riesgos puedan terminar acabando en accidentes, se han de establecer una serie de precauciones entre las que destacamos las siguientes:

  • Intentaremos evitar que los materiales derivados del derribo se acumulen en las plantas del edificio, puesto que pueden provocar una sobrecarga.
  • Colocar trabajadores en lugares específicos para vigilar la evolución de la demolición en todo momento.
  • Regar los escombros regularmente para evitar así que se levante polvo.
  • Limpiar diariamente al finalizar el día y previamente al comienzo de cada trabajo las distintas zonas con riesgo de desplome.
  • Para derribar cornisas, voladizos y chimeneas, que pueden llegar a desprenderse, es necesario disponer de andamiaje.
  • Los escombros han de retirarse utilizando canaletas y no arrojándolo directamente desde lo alto del edificio.
  • Cuando se retiren las tejas, la cubierta se realizará simétricamente a la cumbre.
  • No se pueden dejar distancias desmesuradas en las uniones entre las estructuras horizontales y las verticales.
  • Las armaduras del edificio, vigas y otros elementos pesados se despiezarán utilizando poleas.

Retirada del amianto

Muchos de los edificios demolidos implican una exposición al amianto. La retirada de esta peligrosa sustancia solo debe ser realizada por profesionales especialmente equipados, como los de Hermanos Pérez Garrán S.L

La zona en la que se encuentra el amianto tiene que ser aislada del resto del edificio mientras se están realizando los trabajos.

Con anterioridad al regreso de las personas que habitan en la zona de las que se ha retirado el amianto, es necesario controlar la atmósfera de las viviendas para así evaluar y asegurarse de que el nivel de amianto contenido en el aire está por debajo de los límites permitidos.

El RD 1627/2997 contempla, no solo los riesgos asociados a la construcción, sino también todas aquellas actividades relacionadas al derribo, la demolición y la rehabilitación, consideradas todas ellas servicios de alto riesgo, ya que suponen la necesidad de adoptar medidas preventivas considerables.

Si necesita un servicio de demolición en Málaga, no dude en ponerse en contacto con nosotros para resolver cualquier duda.

COMPLETE EL SIGUIENTE FORMULARIO


Acepto la Política de privacidad *

*todos los campos son obligatorios

*Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información